Más vistas

Dulce de Leche en Polvo, Sosa

Código 00152000-00152002
  • Marca: Sosa
  • Colección: En Polvo
  • Familia: Lácteos
Dulce de leche en polvo.
Incl. Tax: 12,05 € Sin IVA: 10,95 €
  • Formato
Incl. Tax: 12,05 € Sin IVA: 10,95 €
DULCE DE LECHE

Es una crema dulce tradicional de América Latina elaborada a partir de leche y azúcar. Puede variar de nombre según el origen, pero su esencia es siempre la misma. Es conocido como dulce de Leche en Argentina, Bolivia, Centroamérica, Costa Rica, Cuba, España, Paraguay, Puerto Rico, República Dominicana y Uruguay.
En Colombia y Venezuela se conoce como Arequipe. En México como cajea y en Chile y Ecuador como Manjar.

Procedencia:
Su procedencia es un tanto incierta y hasta la fecha, ningún país posee la denominación de origen. Aunque muchos de los países donde se produce se atribuyen su invención.
En 2003, el cronista argentino Víctor Ego Ducrot manifestó que el dulce de leche se originó en Chile, donde se utilizó como relleno para los alfajores y en 2008, durante el Primer Seminario de Patrimonio Agroindustrial de Mendoza, el arquitecto argentino Patricio Boyle dio cuenta de que en 1620 el Colegio de Mendoza reportó en su libro de gastos la importación de varios frascos de «dulce de leche chileno» pero aunque existen registros de su consumo desde la época colonial, Chile nunca ha reclamado paternidad sobre el producto.
En Brasil, se encuentra un relato escrito acerca de la producción de dulce de leche, datado en el estado brasileño de Minas Gerais en 1773.
En Argentina, se encuentra en el Museo Histórico Nacional un relato escrito que fecha el descubrimiento del dulce de leche hacia el año 1829 en el que se atribuye la invención a un descuido de una criada durante la preparación de la “lechada” ( leche y azúcar ). Aunque este relato es rebatido entre otras cosas porque la lechada quemada no se convierte, por sí sola, en dulce de leche, pues resulta indispensable batir constantemente la leche y el azúcar para obtener la consistencia cremosa y un tostado homogéneo.
También existen relatos sobre la producción de dulce de leche en Paraguay a principios del siglo XIX.
Rodolfo Terragno asegura que el dulce de leche se encuentra en diversas culturas antiguas. En el Ayurveda, por ejemplo, aparece con el nombre de rabadi y se recomienda para evitar enfermedades.

Elaboración:
El dulce de leche se elabora generalmente con leche de vaca, azúcar y esencia de vainilla. Suele agregarse una pizca de bicarbonato de sodio. En algunos casos puede incorporarse crema de leche.
Dependiendo de la zona de producción, existen variaciones en la receta.
El arequipe colombiano está hecho con leche de vaca y azúcar con adición de bicarbonato de sodio; se hierve hasta caramelizar el azúcar y evaporar la leche.
El dulce de leche elaborado en Argentina está hecho a base de leche de vaca, azúcar, chaucha de vainilla (o esencia artificial de vainilla) y una pizca de bicarbonato de sodio. En este país se elaboran distintas variedades; El tradicional o repostero, el de 'bajas calorías' (menos espeso y de un color más claro) y el heladero (especial para elaborar helados ). Este último, más concentrado y con adición de aroma y colorante.
La cajeta mexicana está hecha de una combinación de leche de vaca y leche de cabra. Se originó en la ciudad de Celaya (Guanajuato) y su nombre deriva de las cajas de madera que se utilizaban para empacarlo. En México se ha creado una extensa gama de productos y golosinas derivadas del dulce de leche, entre las que se encuentran las 'obleas de cajeta' y las 'paletas de cajeta'.
En Colombia, el arequipe es un bocado muy dulce y de gran sabor. Por lo general se come acompañado con leche fresca helada.
En el Valle del Cauca (Colombia) se elabora y distribuye como 'manjar blanco' en recipientes hechos de Totuma o en cofrecillos de madera; normalmente el dulce está notablemente endurecido, pero todavía cremoso y cubierto de azúcar en polvo. En general se usa para confeccionar tortas y bocadillos. En Bogotá se usa en postres como milhojas (pastelitos de múltiples capas de hojaldre) y obleas (entre dos galletas redondas, amplias y aplanadas).

Otros métodos de elaboración
Existe también una forma simplificada de hacer dulce de leche, a base de leche condensada. Se toma una o más latas de leche condensada y se la cuece a baño María durante por lo menos dos horas. La lata debe estar cubierta completamente con el agua para que se cocine todo su contenido. Cuando se abre la lata, el contenido será 'una especie' de dulce de leche.

Usos:
El dulce de leche se utiliza en postres como alfajores, cuchuflíes, helados, pasteles o tortas. También se usa untado sobre rebanadas de pan solo o con manteca, y también en cañoncitos de dulce de leche, facturas y caramelos.
En la pastelería moderna se suele usar como ingrediente en mousse, cremas, salsas y bombones entre otros.
Gracias a empresas como Sosa Ingredients, que usan nuevas tecnologías de tratamiento de los alimentos, podemos encontrar el dulce de leche transformado, por ejemplo, en un polvo muy fino mediante un sistema de secado similar a la liofilización.