Más vistas

Metilgel, Sosa

Código 58050020-58070020-58050024-02180017
  • Marca: Sosa
  • Colección: Gelificantes
  • Familia: Texturizantes
Metilcelulosa, derivado de la celulosa de los vegetales.

Propiedades: Gel en caliente.
Modo de uso: Hidratar en frío dejar reposar hasta que la mezcla alcance los 4ºC, y aplicar calor.
Aplicación: Cualquier mezcla líquida o semilíquida.
Observaciones: Resiste la congelación.
Elaboraciones: Aires / Espumas / Gnocchi / Espaguetis / Aglutinados
  • Dosificación: Caliente: 15 g/kg (efecto espuma) | 30 g/kg (aglutinados) || Frío: 20 g/kg (espesante) | 20 g/kg (gelificante)
Incl. Tax: 8,77 € Sin IVA: 7,97 €
Incl. Tax: 8,77 € Sin IVA: 7,97 €
El Metilgel (metilcelulisa) es un producto derivado de la celulosa de los vegetales a partir de un tratamiento con clorometano de la celulosa alcalina. Su principal peculiaridad es que gelifica cuando se le aplica calor, al contrario de todas las gelatinas calientes vistas hasta ahora. Para una buena hidratación se tiene que mezclar a temperatura ambiente con la ayuda de un túrmix, y dejar reposar en nevera hasta llegar a la temperatura de 3- 4 ºC. Una vez llegada a este punto se puede gelificar aplicando calor. A partir de unos 60ºC ya tenemos un gel, pero a medida que se enfría pierde dureza. Tiene gran capacidad aireante y emulsionante, lo que nos ayuda a la creación de espumas calientes. Si no se caliente actúa como espesante. Es muy utilizado en la gran industria para eliminar la prefritura de ciertos alimentos prefabricados (por ejemplo, los calamares congelados). En cocina se usa como pegamento, mezclando 30 g de Metilgel por litro de agua y dejándolo hidratarse a unos 3ºC.

GELIFICANTES: Dentro de este grupo, encontramos una gama de sustancias que nos permiten elaborar gelatinas, que de hecho, se utilizan en la producción de alimentos elaborados. La mayoría son productos que se utilizaban desde tiempos inmemoriales y que ahora se han extraído y desodorizado para que no aporten ningún sabor a los geles deseados. Lo que les diferencia, básicamente, es la textura ( más blanda, más dura, más quebradiza...) y la temperatura posterior de gelificación. La gama de gelificantes Home Chef abraca desde los gelificantes puros hasta las mezclas que aprovechan al máximo las posibilidades de la gelificación y permiten las aplicaciones más especiales.