Más vistas

Salsa de Frutos del Bosque, Culinary Journey

Código 19011806-19021807
  • Marca: Culinary Journey
  • Colección: Salsas
  • Familia: Frutas
De tradición milenaria, los frutos del bosque son uno de los alimentos de los primeros humanos. En frío o en caliente, esta salsa acompaña tanto platos dulces como salados. Es perfecta para condimentar carnes rojas y aves, especialmente el magret de pato. Una salsa básica que se puede complementar con los fondos culinarios del Culinary Journey en función del plato a acompañar.
  • Época: s. XX
  • Zona: Cocina Francesa
  • Ingredientes principales: Frutos del bosque.
Incl. Tax: 13,35 € Sin IVA: 12,14 €
  • Formato
Incl. Tax: 13,35 € Sin IVA: 12,14 €

Francia es un país con una larga tradición culinaria y muy influyente en el mundo. Desde la Revolución Francesa ha estado a la cabeza de muchos hechos históricos y uno de ellos es la cocina. La aparición de la gastronomía como hecho cultural, los restaurantes tal y como los entendemos hoy en día, los gastrónomos y el periodismo gastronómico nacen en este país.

En Francia encontramos dos grandes cocinas. La primera es una cocina tradicional, muy compleja y variada con diferencias notables a lo largo de su geografía y con una historia diferente. La otra es de procedencia aristocrática y medieval. La cocina de la corte de Versalles del siglo XVI, marcó la pauta de las otras cocinas reales y ha influido mucho en el mundo culinario occidental: los banquetes, colaciones y ambigús, la decoración del espacio, el poner la mesa, el ritmo de salida de los platos, la música y otras distracciones, eran tan importantes como los platos cocinados. Pero las desigualdades entre el pueblo y la corte desencadenó la Revolución Francesa y desaparece esta cocina cortesana. Los antiguos cocineros de la nobleza tuvieron tres opciones: exiliarse, cocinar para los burgueses o abrir un local. Es así como nacen en Paris los primeros restaurantes. Esta cocina de alta restauración clasificó los fondos culinarios y las salsas: se clasificaron y estipularon más de 300. Tal es la influencia de la cocina francesa en el mundo que muchos platos han pasado a formar parte de los recetarios europeos, tanto de hostelería como en las casas particulares.